Bajo el cielo de Guadalajara

Te has puesto a pensar lo fugaz que puede ser un momento?

El primer momento al llegar a Guadalajara, todavía obscuro, el suelo mojado, las calles desiertas…
Llegar a las oficinas en donde había que hacer un trámite, en la cima de un cerro… sí todavía muy obscuro y sin ni un alma en la calle.

Sí tenía sentimientos encontrados, lo desconocido, la soledad, sabiendo que aún falta mucho tiempo para que amanezca, pero aún así contemplar el amanecer sentada en la escalinata del edificio y maravillarme por el paisaje.

Y ver poco a poco como la ciudad va cobrando vida, en los trinos de los pájaros, la gente saliendo a trabajar.

No sé, fue algo increíble en su simplicidad.

Ser viajero tiene su mística, debes ser paciente, estar alerta y preparada para lo inesperado.

Me pareció como recorrer otra sombra, de otro tiempo. Y es curioso pero me quedé con una sensación ligera en mi corazón… Aunque si fue un viaje relámpago agotador, regresé contenta de haber estado en un lugar que significa mucho para alguien que amo.

Publicado en nota al margen | Comentarios desactivados en Bajo el cielo de Guadalajara

Por aquello del no te entumas…

Cuando pienses que el día está por empezar
y ya llevas cierta cantidad de metidas de pata,
piensa que tienes los siguientes 60 minutos para hacerlo mejor…
o hacer un ridículo colosal e inolvidable.
(siempre trata de superar tus propias marcas). 0_0

Publicado en nota al margen | Comentarios desactivados en Por aquello del no te entumas…

lullabay para mamá

perdón por la mala rima =P

Hace muchos años
eras tú quien cantaba

Hoy yo te canto
y alivio tu llanto

No dejes pasar el mal
en tu mente
y deja que la luz
cubra tu frente

Olvida el pasado
y sana tu mente
y deja que vele tu noche
tranquila.
veras que se sana y
también te alivia.

Si un mal corazón
te produjo un dolor
que regrese al su origen
ese mal perdedor.

Descansa mamá
descansa mamá
recupera tu fuerza
y tambien tu salud.

Publicado en Canciones | Comentarios desactivados en lullabay para mamá

El antiguo profeta

No me preguntes porque, solo lo sé y no es que sienta una perturbación en la fuerza…

Pero tengo la certeza de que alguien va a despertar… no es que sea algo literal, sino que alguien de repente tiene una claridad súbita… y RECUERDA.

Ah! ahí está… lo veo. Ese hombre que camina entre la muchedumbre como alma que lleva el diablo… bueno, todavía no. =P

Ahí es donde entro yo. Me acerco… hola amigo, ¿te encuentras bien?

El hombre me mira con ojos desorbitados mientras murmura… “dijo que iniciaría una nueva era”. Parece que está al borde del colapso. Trato de tranquilizarlo, calma amigo le digo, pero él no parece oírme.

Hey, espera dame un minuto… “es que no lo entiendo” dice como si le faltara el aire. Calmate, y pongo mi mano sobre su hombro, parece que al fin se da cuenta de que estoy ahí con él.

Le pregunto nuevamente ¿qué pasa? El hombre mira hacia todas partes y tratando de aclarar sus ideas, me dice “esto no es como imaginé que sería”.

Está a punto de entrar nuevamente en modo frenético y le digo, ¿qué es lo último que recuerdas? él se desconcierta un poco por la pregunta pero trata de recordar.

“Vivía en el desierto, y él me hablaba, decía que mi misión era anunciar el inicio de una época… pero hace unos días lo vi todo, esto no es lo que pensaba, no sé que pasó. Este mundo parece de pesadilla”.

Por lo que dices y la línea de tu cuello imagino quien eres. El hombre parece que va a colapsar, lo miro a los ojos, sostengo sus hombros con ambas manos y le digo. Mírame, el se niega pero logra enfocarse en mi. Eso es, continúa conmigo… respira. Comprendo que te pasa, pero si lo miras desapasionadamente, realmente tu noticia, trajo una nueva era al mundo.

“pero…”

Escucha, has oído aquello de los misteriosos designios… bla bla bla, pues en cierta forma es real. Quizá ahí está lo milagroso del todo, tal vez no haya ríos de leche y no llueva café, pero todo está en movimiento. Siempre.

¿Podemos controlarlo? NO. ¿Podemos detenerlo o cambiarlo? NO.

“Pero ahora ¿qué hago?, ya no lo escucho”.

Bueno… quizá eso sea buena señal.

“No lo entiendo… ¿es que este lugar es el infierno?”

Me quedo pensado… Sí tienes razón es el infierno, pero también puede ser el cielo. Una vez oí a un hombre decir “tú eliges a que te enlazas”… Quizá sea cierto.

“pero… no sé, quizá cometí un error, quizá no debí…”

ESPERA… DETENTE AHÍ… Sí tienes razón, cometemos errores, pero tendrás que aprender a vivir con ellos.

“Por como lo dices se diría que llevas mucho tiempo aquí.”

Más o menos digamos que caí por aquí… hace algún tiempo.

“¿Pero como le haces para soportar todo esto?”.

MMMMM… podría decirte que son años de práctica =P

Pero lo cierto es que como dicen en la AA vives un día a la vez. Tratas de darte cuenta de tus errores, y usas tu voluntad para no volver a caer en lo mismo y seguir aprendiendo… y bueno cierta habilidad para reírte de ti mismo.

El hombre parecía más tranquilo, respiró hondo y miró al cielo… “supongo que ahora estoy por mi cuenta”.

Así es, le respondí. Parecía como si se hubiera quitado un enorme peso de encima.

“¿Lo volveré a escuchar?”

Sinceramente no lo sé.

“¿Como sabré si voy por buen camino?”.

Creo que soy el menos indicado para decirte que hacer o que no hacer. Mi sendero es totalmente diferente al tuyo, pero una vez alguien me dijo “Haz lo que exige tu deber” y curiosamente eso me sirve de brújula.

El hombre para ese momento ya esta mucho más tranquilo y ya no había necesidad de sostenerlo, así que le estreche la mano… Bienvenido al siglo XXI. (aaaah! ¡siempre quise decir eso! soy fan =)

Se despidió con una sonrisa y lo vi perderse en la multitud.

Publicado en Relatos Cortos | Comentarios desactivados en El antiguo profeta

El ojo

No lo sé, quizá solo sean imaginaciones mías. Lo cierto es que desde que empezó a hacerse común el uso de los celulares… algo cambió.

¿Haz notado que en cualquier lugar alguien lleva uno en la mano? Todo empezó cuando en el metrobus, me dí cuenta que los pequeños lentes de los teléfonos parecen un ojo. Sin descontar que puedes estar siendo grabado sin que lo notes… basta ver los millones de videos que diariamente se publican en la red y muchas veces no registrando lo mejor de la humanidad. =(

Es como si siempre alguien observara. Eso ya de por sí, es inquietante… más si consideras que son parte de un teléfono inteligente. Todo parece confabularse y ser una estrategia de Skynet.

¿Qué pasaría si cada dispositivo, todo lo ve, todo queda grabado?, y si el dueño no piensa. ¿pasaría a ser un pedestal orgánico? ¿o una terminal tonta? ¿Eres tú Hal9000?

No quiero ser desconfiada, pero por si las dudas, sonrío a esos miles de ojos que se cruzan en mi camino durante el día y procuro no caer en las garras de esos pequeños artefactos.

En mitos antiguos era el canto de sirenas, ahora tienes que estar a las vivas y seguir pensando por tu propia cuenta, si quieres conservar tu alma.

Publicado en Relatos Cortos | Comentarios desactivados en El ojo

Un deseo de corazón

He de confesar que ésta no es una historia convencional de cuento, así que bajo tu criterio eres libre de continuar o no leyendo…

No soy de sangre azul o algo parecido, nací en la Ciudad de México. Como cualquier chica de clase media, trabajo de lunes a viernes de 9 a 7.

Un día de regreso del trabajo en el metro me topé con una anciana, aunque algo rara, me miraba con insistencia, incómoda le pregunte amablemente…

¿soy o me parezco? sin inmutarse, así sin mas me dijo que me había elegido para cumplirme 3 deseos, pero tenía de la estación de auditorio a Tacuba para decir mis deseos.

Pensé que se trataría de algún challenge idiota de moda, así que la ignoré… La mujer me dijo, vamos que pierdes, no siempre tienes oportunidad de al menos decir en voz alta tus deseos.

Bueno, que mas da pensé, así que ya íbamos en San Joaquín, y ella me apuró. Así que sin pensarlo dije, quiero un coche ultimo modelo, mucho dinero, salir con un hombre guapo, justo cuando llegábamos a Tacuba.

Ella solo dijo, concedido. ¿Cómo? ¿eso es todo? pregunté, dijo que sí, que en cuestión de días, tendría lo que pedí.

Pasó el tiempo y sí efectivamente, obtuve lo que quise…

Algunos meses después me encontré nuevamente a la mujer en el metro, y como si nada me preguntó como me había ido. He de confesarlo muy molesta le dije que no estaba del todo feliz, ella preguntó que porqué.

¿quieres saber? esta bien…

Mira como resultado de una rifa me saqué un coche último modelo, cuando lo dejé estacionado, lo encontré sobre cuatro tabiques. tuve que pagar el arrastre, me multaron y la tenencia era muy alta, así que terminé por venderlo.

Con el dinero de la venta, si puedo decir que tuve el segundo deseo, pero igual como todo en este mundo era finito. =|

Si salí con el hombre guapo, pero le ofrecieron un contrato en televisa y sí pasó… pero pasó de largo.

Me miró fijamente hasta que finalmente dijo, esta bien puedo hacer una excepción y concederte otros tres deseos, quiero que estés contenta.

Yo que seguía con el trago amargo de mis deseos fallidos, le contesté muy molesta. Sabes qué… no deseo nada que no pueda conseguir con mis propios medios.

Ella me siguió mirando con una extraña sonrisa en su rostro y para mi sorpresa dijo…
Eso es, ya lo empezaste a entender. Y bajó del vagón, sin mirar atrás.

Publicado en Relatos Cortos | Comentarios desactivados en Un deseo de corazón

Cruella

Con cierta resistencia, vi la película de Cruella, y lo confieso… me gustó.

Pasa eso…
indefinible que por ser tan imperfecto,
se sabe que si bien puede ser buena,
también hay algo que es todo lo contrario.

Lejos de ser la damisela en peligro,
ella es el peligro.

Entre la locura y la cordura,
sabe quien es sin maquillaje…
o mentiras piadosas.

En este cuento
no hay princesas que rescatar,
solo algo indómito y salvaje.

Publicado en nota al margen | Comentarios desactivados en Cruella

La mujer invisible

No fue en una catástrofe nuclear, más bien es un don o un mal de tiempos modernos, la gente mira sin mirarte, oye sin oírte… y de repente cuando se dan cuenta de que estas ahí, siempre lo dicen… ¡me asustaste!. No es que sea inmaterial, sino simplemente que la mayoría de la gente vive desconectada de sus sentidos y por lo mismo no registra lo que pasa alrededor.

Pero hasta hace poco, recordé lo que era mi vida antes de él, así invisible. Solo hasta que lo conocí alguien me percibió, me escuchó y hasta de mis chistes se rió… y fue entonces que la soledad se convirtió en un mito urbano. =D

Publicado en Relatos Cortos | Comentarios desactivados en La mujer invisible

Límites

Este mensaje va para mi fantasma de las navidades futuras…

Quizá uno de los puntos que a menudo pierdo de vista es que vivo en un universo limitado y finito.
Así que pensar que la juventud, el dinero, el tiempo, la vida o… la paciencia son recursos infinitos,
tal vez es uno de los errores más comunes para conservar relaciones, trabajos o bienes.

Así que Lux trata de conservarte despierta atenta a tu entorno, a las señales pero sobre todo a tus errores… por lo que más quieras.

Publicado en nota al margen | Comentarios desactivados en Límites

Cread, creed

Últimamente siento una necesidad imperiosa de crear,
hacer algo de la nada…
eso si que llama a la aventura!
lo que implica sentirme capaz de hacerlo,
por lo tanto crear implica también creer.

Haz a un lado la cuestión biológica,
porque ahí reprobé. =|
pero en otras áreas…
¡las posibilidades crecen!

Así que no seré la prima hermana de Alvin Maker,
pero…
ahí está. Es posible.
Así que NADA…
prepárate para una digna oponente.

Publicado en nota al margen | Comentarios desactivados en Cread, creed